Ruta al Gorg de la Mola

El Gorg de la Mola es una pequeña pero preciosa cascada situada muy cerca de Barcelona, a apenas 30 minutos. Se encuentra entre Corbera de Llobregat y Sant Andreu de la Barca, dos municipios del Baix Llobregat. Tiene una forma muy peculiar (se dice tiene forma de cuchara) y es un rincón con mucho encanto ideal para bañarse en los días de más calor. Su verdor contrasta con las rocas rojizas que predominan en sus alrededores. 

Sin duda alguna, es una perfecta excursión para hacer en familia, con amigos o, incluso uno solo, para desconectar, ya que se puede llegar tanto en coche o moto, como en transporte público

La ruta hacia la poza es fácil, sólo hay un pequeño tramo que es rocoso por el que se tendrá que extremar la precaución. Así como el tramo de bajada a la poza, ya que al estar húmedo puede resbalar. El resto es muy sencilla y rápida de llegar, aunque no está muy bien señalizada. Por ello, aquí abajo te explico paso a paso cómo llegar.

Datos sobre la ruta

  • Excursión de 2 km aproximadamente.
  • Ruta lineal. 
  • Ruta poco señalizada.
  • Tiempo aproximado de 1h (ida y vuelta).
  • Dificultad baja
  • Desnivel menos de 100 m.

Cómo llegar al Gorg de la Mola

Como comentaba, al Gorg de la Mola se puede llegar fácilmente por carretera o en transporte público. Te explico ambas opciones:

  1. Por carretera: Si decides ir con tu propio vehículo, te recomiendo aparcar por el Carrer Josep Tarradellas de Sant Andreu de la Barca. Se trata de una calle en una urbanización bastante tranquila por la que suele haber bastante sitio para aparcar sin problemas. 
  2. En transporte público: Si decides ir en transporte público, te recomiendo coger los Ferrocarriles Catalanes (FGC), ya sea la línea R5 o R6, S8 o S4  y bajarte en la parada Sant Andreu de la Barca. Desde ahí tendrás que dirigirte hacia el Carrer Josep Tarradellas, que es la calle donde habrías aparcado en el caso de ir en coche o moto. La parada se encuentra a unos 10 minutos andando.

Desde esta calle (Carrer Josep Tarradelles) tendremos que tomar la carretera que deja la urbanización, que es el Carrer de Lluís Companys. Sobre todo, en este tramo hay que ir con cuidado, ya que circulan coches para ambos sentidos, ya que es una carretera estrecha de doble sentido.

A nuestra mano izquierda nos encontraremos un camino de tierra con un cartel grande indicando el Gorg de la Mola. En ese mismo cartel hay señales indicando también que se respete el entorno, es decir, una vez dentro de este área no se grite, ni se escuche música sin auriculares y, por supuesto, no se ensucie.

como llegar al Gorg de la Mola

Bajando nos encontraremos un poste de luz, tendremos que continuar por la izquierda y luego seguir bajando por el sendero que encontremos a nuestra derecha.

Este tramo es el más complicado, ya que el camino tiene un poco de desnivel y es pedregoso, por lo que hay que prestar atención e ir con cuidado. 

Camino hacia el Gorg de la Mola
Camino pedregoso

Tras ello, veremos que podemos tomar el camino de la izquierda o continuar recto. En este caso hay que continuar recto, es decir, por el camino de la derecha. El camino de la izquierda conduce directamente al río. El camino de la derecha nos conduce a la parte de arriba de la cascada. 

Camino hacia la cascada

Para bajar hasta la cascada, hay que cruzar por arriba y descender con cuidado hasta la parte de abajo donde podremos acceder a la cascada. 

Si hace bueno, os recomiendo adentraros un poco por el río, hay rincones muy bonitos.

Gorg de la Mola
Gorg de la Mola
Rincones bonitos
Rincones bonitos cerca Gorg de la Mola

Recomendaciones

Época: esta cascada suele llevar abundante agua en cualquier época del año, en primavera y otoño el paisaje es cuando más bonito está. Sin embargo, en verano podrás aprovechar para darte un buen chapuzón, aunque también es la época en que más concurrida está. 

Ropa y calzado: la ruta al Gorg de la Mola es muy sencilla, aun así recomiendo llevar ropa cómoda y calzado adecuado para ir a la montaña, para poder descender hasta la cascada sin ningún problema. En verano, recomiendo llevar escarpines.

Comida: la ruta no dura más de una hora ya que no hay mucho espacio para comer. Aun así, si lleváis algo de comer, recordad llevad la basura que generéis con vosotros de vuelta. Se comenta que esta cascada suele estar muy sucia, así que recordemos dejar los lugares que visitamos igual o mejor de como los encontramos.

Si te gustan este tipo de rutas de agua, no te olvides visitar otras como el Salt de Can Batlle o el Salt del Molí en Vidrà. Si buscas también alguna ruta cerca, puedes visitar els Pèlags del Foix o els Pèlags de Vilobí del Penedés, aunque en este último caso, no podrás bañarte en ellos. Cuéntame en comentarios que te ha parecido esta cascada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *