Ruta al Castell de Burriac

El castillo o, en catalán, Castell de Burriac es una fortaleza que se alza en lo alto de la colina de Burriac en plena comarca del Maresme. Se encuentra a más de 400 metros sobre el nivel de mar, entre Argentona y Cabrera de Mar y tiene unas vistas 360º privilegiadas, por cuanto puedes ver el mar, la montaña y varias ciudades, como incluso hasta Mataró. 

Por todo ello, se ha convertido en un perfecto mirador al que acudir haciendo una pequeña pero intensa excursión. A continuación, te explico paso a paso cómo llegar y un poco sobre su historia y otros datos.

Datos sobre la excursión

  • Excursión de 3,5 km aproximadamente.
  • Ruta lineal. 
  • Ruta señalizada.
  • Tiempo aproximado 1.30 h (1h ida y 30min vuelta)
  • Dificultad media
  • Desnivel más de 100 m.

Historia sobre el Castell de Burriac

La existencia del castillo de Burriac se remonta a principios del S.XI cuando se construye sobre una torre de defensa romana para controlar y vigilar la costa y la llanura del Maresme. Fue propiedad de la familia Sant Vicenç, por ello, anteriormente este castillo era conocido como Castell de Sant Vicenç. Con los años, pasó a manos de la familia Desbosch, hasta que a mediados del S.XVIII dejó de utilizarse. A finales del S.XX, lo adquirió el Ayuntamiento de Cabrera. 

Sobre este castillo hay varias leyendas, la más conocida es la leyenda de las brujas de Burriac. Se dice que, antiguamente, cada sábado al ponerse el sol, acontecían hechos muy extraños. Tormentas fuertes provocadas por los hechizos de cuatro brujas, que causaban estragos al ganado y creaban un gran oleaje que ponía en peligro la vida de los pescadores

Castell de Burriac

Cómo llegar al Castell de Burriac

Para llegar al Castell de Burriac se puede ir tanto desde Argentona como desde Cabrera de Mar. En mi caso, fuimos desde Argentona. 

Para ello, te recomiendo que aparques cerca de la Font Picant d’Argentona (en Cabrera de Mar también hay otra, así que no te confundas) o, si es posible, en el Passeig de Burriac. Al final de esta calle, encontraremos un camino de tierra con carteles dándonos la bienvenida al parque y señalando la dirección hacia el Castell de Burriac.

Parking Castell de Burriac

Desde este punto, deberemos ir siguiendo el camino fijándonos bien en los postes indicando la dirección hacia al castillo.

Está bien señalizado, por lo que, en principio no debería de haber ningún problema para llegar. En la primera bifurcación deberemos tomar el camino de la izquierda, tal como indica la señal. 

En este punto, el camino empieza a tener mucho desnivel. Sin embargo, el sendero es amplio por lo que se puede subir fácilmente, cada uno a su ritmo. Más adelante, volveremos a encontrar otra bifurcación, que, al igual que la anterior, deberemos continuar por el camino de la izquierda (En este punto, también encontramos señal indicativa).

como llegar al Castell de Burriac

Por último, cada vez con más pendiente, encontramos una nueva bifurcación. Deberemos tomar el camino de la derecha, tal como indican las señales. 

Ruta Burriac

Unos cuantos pasos más arriba, encontraremos a nuestra izquierda un camino asfaltado (también señalizado) por el que deberemos continuar. La pendiente cada vez es más pronunciada y hay piedras por el camino, así que tendremos que andar con cuidado de no resbalarnos (sobre todo a la bajada).

Al final de todo, el color del camino ha variado y es más rojizo. Desde ahí veremos claramente una torre y unas escaleras de piedra que dan acceso al castillo. Podremos entrar y disfrutar, al fin, de las increíbles vistas que se tienen desde allá arriba. 

Tras  contemplar las vistas y hacer alguna que otra foto de recuerdo, toca deshacer el mismo camino para llegar donde hemos aparcado el vehículo.

Ruta Castell de Burriac

Recomendaciones para visitar el Castillo de Burriac

Época: cualquier época es buena para visitar el Castell de Burriac, ya que incluso durante los meses más calurosos transcurre por un gran bosque por el que poder cobijarse del sol. Eso sí, independientemente del momento del año en que vayas, te recomiendo que lo visites al amanecer o al atardecer. Gracias a sus vistas 360 grados, podrás ver cómo sale o se pone el sol. Un momento, sin lugar a dudas, único que te enamorará. 

Ropa y calzado: recomiendo ropa cómoda y, sobre todo, calzado bueno, ya que no se trata de una excursión difícil, pero sí tiene mucho desnivel, por lo que hay que subir mucha pendiente y luego bajarla. Por ello, es importante que el calzado se adapte bien si no queremos resbalarnos.

Comida: a pesar de no ser una ruta muy larga, puedes llevarte comida para comértela arriba en el castillo o abajo cerca de la Font Picant, ya que por la zona no hay muchos restaurantes, dado que se trata de una urbanización. Sobre todo, recuerda que la basura debes llevártela contigo devuelta. 

Si te gustan este tipo de excursiones, no te puedes perder la ruta a otro castillo precioso, como es el Castell de Claramunt, o los mejores castillos de Cataluña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *