El Bosque Encantado de Orrius

El Bosc de Céllecs es un bosque situado a unos 40km de Barcelona, entre Orrius y la Roca del Vallés. Se dice que este bosque es mágico o está encantado, de ahí que también se le conozca como Bosque Encantado de Orrius. En él hay unas rocas con formas curiosas cuyo origen es un misterio que hoy en día sigue sin resolverse. Las más famosas son el indio, el moai y el elefante. 

Estas rocas no están señalizadas y se encuentran camufladas entre la vegetación, por lo que hay que estar bien atentos para encontrarlas y no pasar de largo. Para ello, aquí a abajo os explico cómo llegar a este bosque y dónde se encuentran cada una de ellas exactamente.

Cómo llegar al Bosque Encantado de Orrius

Este bosque mágico se encuentra en Orrius, un pequeño pueblo del Maresme, a una hora de Barcelona en coche aproximadamente. 

Para saber cómo llegar tendréis que buscar en google maps Bosque Mágico la Roca del Vallés. Como podréis ver, la única alternativa para llegar aquí es en coche o moto. Al ser un bosque, no hay ningún transporte público que llegue hasta ahí. 

No hay ningún parking cerca y el camino que da acceso al bosque es un camino privado por lo que, en un principio, no se podría aparcar ahí. No obstante, unos metros antes de la entrada al camino privado, antes del desvío a Ca l’Argent, hay una parte de la carretera en la que no hay quitamiedos y hay una muy pequeña explanada donde poder aparcar unos tres coches máximo. 

inicio ruta bosque encantado

Este bosque es uno de los más tranquilos de Barcelona, ya no suele estar muy concurrido, por lo que es probable que encontréis aparcamiento ahí mismo. 

Una vez aparcado el coche tendréis que seguir caminando por la carretera hasta que encontréis el camino que da acceso al bosque encantado (el de la foto). Llegar hasta aquí es la parte más difícil, ya que las figuras están a escasos metros entre sí y muy cerca del improvisado parking.

como llegar bosque encantado de orrius

El indio y el moai del Bosque de Orrius

Estas figuras son las primeras que se encuentran en el camino si tomamos el primer desvío a la derecha. Están esculpidas en la misma roca. La que se vislumbra es la cara del indio. Justo en la parte de atrás o lo que sería el cabello del indio, se encuentra el moai.

Bosc de Céllecs
Camino hacia el indio y moai
Orrius bosque encantado
Indio del Bosque de Orrius
bosque encantado Barcelona
Moai del bosque encantado

El elefante del Bosque encantado de Orrius

Después de subir el caminito que hay para llegar al indio y moai, ahora toca bajarlo y continuar recto. Muy cerca, a unos 100 metros, y a mano izquierda se puede ver entre las hojas de los árboles la enorme roca con forma de elefante.

Una vez localizado, hay que bajar hasta él y ante nosotros lo tendremos. Se puede subir a esta roca con precaución de no caerse, ya que resbala un poco. Sobre ella, tendréis unas vistas fabulosas del bosque encantado. 

Una vez hayáis visto el elefante, os podréis dar media vuelta y deshacer el camino hasta el parking. Aunque si merodeáis un poco por la zona, encontrareis otras rocas con formas un tanto peculiares aunque no tan bien definidas como las anteriores, ya que no han sido esculpidas por la mano del hombre, sino por las inclemencias del tiempo.   

Además, si todo esto os ha parecido poco y os han entrado ganas de descubrir más rocas curiosas, podéis hacer completa la ruta prehistórica, que una parte transcurre por este camino del Bosc de Céllecs.  Esta ruta es circular y en total son unos 15 km. Es fácil y está bien señalizada. 

ruta bosque encantado Orrius
Pequeño camino hacia el elefante
elefante de piedra bosque encantado Orrius
Elefante del bosque de Orrius

Las curiosidades que guarda el Bosque encantado de Barcelona

Las figuras o rocas con formas que se encuentran en este bosque son todo un misterio, no se sabe ni cuándo aparecieron exactamente ni quién o quiénes las esculpieron. De ahí que incluso el programa de cuarto milenio hablase sobre este misterioso bosque. Aquí os dejo el enlace del programa.

La ruta del Bosque Encantado de Orrius es corta y sencilla. Como habéis podido ver, estas rocas se encuentran muy cerca las unas de las otras, por lo que se visitan en menos de 30 minutos, depende del tiempo que os detengáis para hacer fotos y contemplarlas. Por ello, es perfecta para visitarla en una mañana o una tarde y pasar un buen rato intentando encontrar las figuras. 

Si queréis más ideas sobre rutas o excursiones en Barcelona, os dejo el link al post de las mejores excursiones cerca de Barcelona. Espero que os haya gustado y decidáis hacerla. Si tenéis alguna duda, sobre todo a la hora de cómo llegar, dejádmela en comentarios.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *